A Betrayal in Winter - Daniel Abraham
Fecha Jueves, 14 mayo a las 00:05:18
Tema Criticas de SF&F



Crítica de la segunda novela de la serie de Fantasía The Long Price, A Betrayal in Winter, escrita por Daniel Abraham

A



El primero, A Shadow in Summer me pareció muy bueno, con una gran mezcla de cultura oriental y con una magia centrada en la forma de definir los conceptos, y que por ello a los magos se les llama poetas, o quizás es que a los poetas se les considera magos.

Han transcurrido unos quince años desde la tragedia que ocurrió en la ciudad de Saraykeht (al final de A Shadow In Summer) y que cambió las vidas de Otah Machi (que de niño abandonó el colegio de poetas) y la de Maati Vaupathi (que fue a aquella ciudad a aprender del poeta que allí existía para en un futuro hacerse cargo del andat [conceptos dados forma humana]). Algo de lo que no había hablado en mi crítica sobre el primer libro es que las Ciudades (restos del antiguo Imperio) están dominadas por los Khai. Para suceder al Khai, sus tres hijos mayores (varones) luchan entre ellos hasta que solo quede uno en pie. Los posteriores hijos de un Khai son enviados a la escuela de poetas, que al graduarse renuncian a sus derechos al trono de su familia/ciudad. Y Otah Machi es el sexto hijo del Khai Machi (señor de la ciudad Machi), y nunca renunció a sus derechos tras abandonar la escuela de magos. Y lleva escondiéndose como un campesino llamado Itah que tras huir de Saraykeht estuvo viviendo unos años en unas islas y luego se ha hecho correo (espía) de una Casa noble de una ciudad del sur. Pero su jefe le envía con unas cartas a Machi justo cuando el hijo mayor del Khai Machi es envenenado. Normalmente los hijos luchan entre ellos cuando son jóvenes, pero los hijos del actual Khai no lo hicieron en su juventud, y ahora, con 50 años, empiezan a hacerlo. O eso cree todo el mundo, pero los dos hijos mayores restantes van a hablar con el Dia-kvo (jefe de los poetas) para decirle que ninguno de ellos dos asesinó a su hermano y que sospechan de Otah. El otro protagonista del primer libro, Maati, es enviado por el Dai-kvo a Machi para que investigue si Otah está involucrado en el asesinato, ya que es el último que le vio, y que tuvo gran amistad con él, quince años atrás. Al llegar a Machi se ve envuelto en las intrigas que allí hay, en las que están metidas Cehmai Tyan, el poeta de Machi, que controla a Roca-Hecha-Blanda (el andat de Machi y que controla la roca y por lo tanto ayuda al negocio minero de Machi y que es capaz de aplanar montañas solo con pensarlo su poeta), y sobre todo Idaan, la hija del Khai Machi, que no está contenta con el papel secundario que tienen las mujeres en la sociedad de los Khai.

Y ahí empieza el libro, que como su antecesor, está lleno de complicados personajes que se dejan llevar por sus emociones: el amor, la avaricia, y la lealtad. El relato no está lleno de acción en plan grandes batallas y magos usando hechizos, y el ritmo es lento (sobre todo porque hay que leerlo detenidamente para no perderse nada). El énfasis es sobre los planes, las traiciones y los misterios. Aunque bastantes cosas son bastante habituales en este tipo de libros: triángulos amorosos que sabes que acabarán mal, el fratricidio, las jerarquías dominadas por los hombres, la historia te absorbe desde su inicio. Y mucho de eso tiene que ver con como están descritos los personajes. Volver a ver a Otah y a Maati, y ver como han evolucionado desde el libro anterior es muy agradable. Eso es algo que quiero señalar. En cualquier serie, vemos a los personajes que pasan de un libro a otro casi sin evolucionar, sobre todo por que las acciones de cada libro transcurren casi inmediatamente después de las del libro anterior. Si, es posible que a lo largo de una serie larga (La Rueda del Tiempo, por ejemplo), los personajes han evolucionado bastante tras 10 libros. Pero el hacer que hayan transcurrido 15 años ha sido una buena decisión por parte del autor. Los dos personajes nuevos, Cehmai e Idaan no son tan redondos, quizás demasiado convencionales en el planteamiento de sus personajes, y especialmente Idaan hay veces que, sobre todo al final del libro, se te hace bastante cargante. Y no hay nadie que sea tan interesante, que tenga tanto carisma como Seedless en el primer libro.


Esto ocurre después que la casa Siyanti (en la que trabaja Itani/Otah como correo/espía) decide enviarle a Machi.

“Itani-cha es uno de los correos que pretendo enviar al norte, si es que le puedo sacar de su amor por la pereza y el confort,” dijo Amiit con una sonrisa. Los otros le saludaron y le dieron la bienvenida. Otah se sentó junto al fuego y escuchó. Aquí no se diría nada que él no pudiese escuchar. La introducción de Amiit había establecido con la sutileza de un maestro el rango de Otah y el nivel de confianza que le otorgaba, y nadie en la habitación era tan espeso como para malinterpretarle.
Las noticias provenientes del norte eran confusas. Los dos hijos supervivientes de Machi habían desaparecido. Ninguno había aparecido en las otras ciudades de los Khaiem, yendo a las cortes buscando apoyos, como mandaba la tradición. Y tampoco se habían bañado de sangre las calles de Machi porque sus bases de poder en la ciudad hubiesen luchado buscando alguna ventaja. Las mejores estimaciones decían que el viejo Khai no vería otro invierno, e incluso algunas de las casa de los utkhaiem parecían estar preparándose para ofrecer sus hijos como el nuevo Khai si la sucesión no entregase un solo heredero vivo. Algo muy silencioso estaba pasando, y a la Casa Siyanti – como a todo el resto del mundo – le picaba la curiosidad. Otah pudo escucharlo en sus voces, podía verlo en la forma en que sujetaban sus copas de vino. Incluso cuando la conversación cambió a los sopladores de vidrio de Cetani y al colapso de la planeada feria de verano de Amnat-Tan, todas las mentes se dirigían hacia Machi. Él sorbió su vino.
Ir al norte era peligroso. Lo sabía, pero tampoco se le escapaba que el Khai Machi que se estaba muriendo poco a poco era su padre, que esos hombres eran los hermanos que solo conocía como vagos recuerdos. Y debido a esos hombres, lo había vuelto a perder todo. Si durante toda su vida le iba a perseguir la ciudad, quizás al menos debería verla. La única cosa que arriesgaba era su vida.



Aunque A Betrayal in Winter funciona bien como novela independiente, recomiendo leer primero A Shadow in Summer (que está en pdf, y que si alguien la quiere se la puedo enviar), sobre todo para entender mejor la relación entre Otah y Maati, Y cosas como la magia y los andat están mejor explicados en el primer libro. Comparándola con la primera, A Betrayal in Winter tiene un mejor argumento, en su conjunto los personajes son algo peores, está mejor escrita (tiene tanta información por página que bajó casi a la mitad mi velocidad de lectura), y tiene un final no tan bueno. Pero he disfrutado por igual con ambos.

¿Por qué tiene una A? Por lo que he disfrutado con el y lo bien escrito que está.
¿Por qué no tiene una A+? Hay que dejar espacio para el siguiente libro en esta serie.

TOR – 317 páginas – 2007





Este artículo proviene de La Voz Akasha (Corrupta)
www.lavozakasha.org

La dirección de esta noticia es:
www.lavozakasha.org/modules.php?name=News&file=article&sid=4060