The Island - Tim Lebbon
Fecha Viernes, 26 febrero a las 23:39:32
Tema Criticas de SF&F



Crítica de la novela The Island, escrita por Tim Lebbon.

A-



Esta es la cuarta novela que Tim Lebbon escribe sobre Noreela, aunque es una novela independiente de las otras tres: Dusk - Dawn - Fallen

En un pueblo de pescadores, Pavmouth Breaks, alejado de las rutas más transitadas de Norella, un día llega una ola inmensa, un tsunami, que acaba con la parte inferior del pueblo, provocando la desaparición de numerosos lugareños. Otra ola acaba de romper lo poco que quedaba en pie del pueblo (que está en una ladera, con lo que algo se salva de la parte superior). Como todo esto ocurre por la noche, los supervivientes se llevan una gran sorpresa al ver a la mañana siguiente que no muy lejos de allí ha salido una isla en medio del mar. Una representación de los isleños aparece en el pueblo, pidiendo todo tipo de disculpas y ofreciendo todo tipo de ayuda. Según cuentan la isla está maldita y cada cierto tiempo desaparece y vuelve a aparecer en otro lugar del mar. Los dos protagonistas, Kel Boon y Namior Feeron, son amantes, uno es un escultor de madera con un pasado oculto, y la otra es una bruja que no puede soportar como se va descomponiendo su pueblo. Kel era un miembro del Core, una sociedad secreta creada cientos de años antes y dedicada a luchar con los Extraños, seres que proceden de algún lugar del planeta, pero no de Norella, y que tienen branquias y extraños brazos quitinosos que se unen para comunicarse entre si y además que explotan al morir. Dejó el Core cuando por culpa de un fallo suyo que hizo que su amante y mentora, también miembro del Core, muriese (vemos su vida anterior a base de flashbacks que no ralentizan el ritmo del libro), y acabó llegando al pueblo.

Al ver a los isleños cree que son Extraños, pero al atacar a su líder comprueba que ni tiene branquias ni extraños brazos en la espalda. Pero sigue sospechando que hay algo extraño en ellos. Además, la conexión que todo brujo tiene con la tierra tiene interferencias, y además los isleños, además de ayudar en la recuperación de cadáveres y en la reconstrucción, están construyendo unas extrañas torres en los límites del pueblo. Al verlo Kel y Namior deciden ir a la isla, escapando de un isleño a través de unas cuevas (de las mejores escenas del libro es el paso por estas cuevas), luchando con un guerrero con armadura y tubo que dispara algo, y consiguiendo llegar a la isla. Allí comprueban que si, son Extraños, y desde ese momento la obsesión de ambos es avisar a todo el que puedan. Kel al Core para que vengan a luchar contra los Extraños, y Namior a su madre y bisabuela (ambas brujas también) y al resto del pueblo. La situación se vuelve casi imposible, y solo unas sorprendentes revelaciones sobre la naturaleza de los Extraños hacen que pueda haber un final no tan sombrío como parecía que iba a ser.

Los dos personajes principales están muy bien creados, y aunque Namior parece solo un recurso amoroso para la historia de Kel, acaba siendo un personaje interesante, y con también algún secreto guardado. La historia salta de uno a otro sin que haya ningún problema, y se siguen muy fácilmente todas las revelaciones. El libro, más que de Fantasía es de Horror, pero de un Horror muy sutil en el que casi nada ocurre en directo, pero es la sensación de agobio en las mentes de los protagonistas lo que te hace sentir pánico por sus vidas. Y los Extraños son lo suficientemente raros como para sentir verdadera repulsión por ellos.

La única crítica que pondría al libro es que su final es un poco blando. Hay una cosa, una revelación, que hace que el libro acabe como acaba, que a mi me ha parecido algo forzado y poco creíble. Pero si tiene un buen argumento, que se desarrolla a un buen ritmo, que apenas tiene momentos aburridos, buenos momentos de acción, y que en ningún momento sabes por donde va a seguir.


Esto es el final del ataque al Extraño que acabó con Kel fuera del Core tras la muerte de su mentora/amante, O’Peeria.

“O’Peeria, ven…”
Entonces ve porque su amiga Shantasi, su amante ocasional, no se puede mover.
Los dedos del Extraño están enterrados en la carne del cuello y el pecho de O’Peeria. Su blusa está rota, y la mano izquierda del muerto la ha hecho un corte por encima del pecho derecho de ella, y tres dedos de su mano izquierda están clavados en su cuello, hasta la segunda falange. Las heridas apenas sangran. Ella está mirando a Kel, sus ojos muy abiertos de terror y dolor, porque sabe que va a ocurrir en breve.
“Mátame,” consigue decir ella. Al hablar, consigue que se muevan los brazos del Extraño.
“No, dice Kel, porque no puede. ¡Debería haber corrido hacia ella, haberla ayudado! No puede matar a O’Peeria.
Siente a los niños que están detrás de él y necesita decirles que se vayan, pero no puede apartar la mirada de la Shantasi.
Pelly está a su lado, la cara aún mojada por la sangre y las lágrimas pero dura por su determinación. “Alejémonos, ahora, antes que…”
El cuerpo del Extraño se convulsiona. Muerto pero moviéndose, las protuberancias de su espalda de repente se levantan, ya no brillando pero mostrando una presión terrible e implacablemente de su interior.
O’Peeria está gritando. Se está intentando poner en pie, intentado desclavarse de donde la tiene cogida el cadáver, pero su piel y carne sujetan con fuerza los dedos de él. Saca un cuchillo y empieza a darse cortes en su propio pecho, intentando arrancar los dedos de su enemigo con la fría hoja.
Hay leyendas sobre la primera vez que un Extraño fue asesinado en tierra de Noreela. Dicen que una Plañidera intentó cantar para que su fantasma se aplacase, pero el fantasma aplastó a la mujer convirtiéndola en algo no mayor que el puño de una mano.
“¡Mátame!” Chilla O’Peeria, aún dándose cortes, sabiendo que es inútil, la agonía tan aparente en su cara que Kel no la puede volver a mirar.
“No puedo…”


¿Por qué tiene una A-? Buena mezcla de géneros, horror, fantasía e incluso algo de SF, en la lucha por la supervivencia de unos personajes bien creados
¿Por qué no tiene una A? La forma en que la situación empieza a resolverse me parece demasiado salida de la nada. No hay nada en las 400 páginas anteriores que te de pistas sobre ello.

Allison & Busby – 2009 – 446 páginas

Otra portada:



El autor:









Este artículo proviene de La Voz Akasha (Corrupta)
www.lavozakasha.org

La dirección de esta noticia es:
www.lavozakasha.org/modules.php?name=News&file=article&sid=4475